Eficacia a lo largo de todo el proceso

Published

Precisión, coherencia, eficacia y flexibilidad son solo algunas de las palabras que impulsan la alianza entre la empresa con sede en Holanda Royal Lovink Industries y DISA, una alianza que ha sellado su longevidad mediante la firma de un contrato en GIFA 2015 para la nueva línea de moldeo vertical DISA 270-A.

Perfil de la empresa

Royal Lovink Industries, líder mundial durante más de 100 años, ha logrado traer la tecnología de fundición de hierro al siglo XXI. Este grupo empresarial de 104 años de antigüedad, propiedad de una familia, ha servido a clientes de todo el mundo con una amplia variedad de productos, como accesorios de cables para redes de alta, media y baja tensión y productos de hierro fundido para una varias industrias y sectores. La empresa, en la que trabajan 300 profesionales en exclusiva, tiene una facturación anual de 40 millones de euros. Su sede está en la ciudad holandesa de Terborg y tiene una planta de producción en Países Bajos y en Polonia, donde se encuentra el centro de producción del esmaltado de las piezas.

Nuestra alianza

"Nuestra alianza con DISA nos mantiene competitivos a largo plazo y nos permite aumentar nuestra cuota de mercado debido a la implementación y mejora continuas de nuestra tecnología. Al cambiar lo viejo por lo nuevo, hemos logrado que Lovink funcionase mejor y de manera más productiva, expandiendo así nuestro negocio", comenta Dirk Jan van den Hout, copropietario y director general.

Lovink Technocast es propiedad al 100 % de Royal Lovink Industries. La filial cuenta con tres procesos de fundición característicos, es decir, las líneas de moldeo y tecnología de DISA, el moldeo manual y el método de espuma perdida, lo cual permite a la empresa servir a una amplia variedad de clientes con productos de alta calidad y complejidad.

"Nos encanta desafiar a nuestros clientes y para ello contamos con la experiencia y el conocimiento necesarios. Tenemos la posibilidad de crear soluciones que resuelven incluso los problemas más espinosos, no solo por la experiencia y el conocimiento ya mencionados, sino también, sin duda, gracias a nuestra colaboración con DISA", comenta Alexander van den Hout, copropietario y director general de Royal Lovink Industries B.V.

Royal Lovink Industries  

Desafíos, soluciones y resultados

Nueva inversión para una antigua colaboración

Desde principios de la década de los setenta, Lovink Technocast ha sido una empresa reconocida por servir al mercado productos excepcionales elaborados en DISAMATIC 2070 y 2032. Más recientemente, Lovink ha ido más allá con el fin de mantenerse competitiva y mejorar la calidad y la flexibilidad en general, y ha invertido en una nueva DISA 270-A.

"Con esta nueva inversión, nuestro objetivo es remarcar de forma clara nuestra estrategia a largo plazo para servir a los clientes de varias industrias, una estrategia en la que la flexibilidad, los plazos y la calidad sean factores que mejoren gradualmente. La precisión mejorada de la nueva DISA 270-A no solo aumentará la calidad de nuestros productos al estar provista de un cambiador de patrón rápido y totalmente automático, sino que también nos permitirá mejorar la flexibilidad y el tiempo de comercialización. Estamos convencidos de que los procesos de producción más eficaces basados en una mayor cantidad de moldes por hora, así como la precisión mejorada, nos ayudarán a mantenernos competitivos en los exigentes mercados en los que trabajamos", afirma Alexander van den Hout.

Mayor rendimiento y menor costo por pieza

Al centrarse en la relación entre el diseño de clase mundial y los equipos de proceso avanzados, Lovink ha demostrado que precisamente esta combinación es la ventaja competitiva que marca la diferencia en el mercado:

"Luchamos por avanzar e innovar constantemente de tal forma que nuestras considerables mejoras de rendimiento traigan unos beneficios igual de considerables a nuestros clientes. Ahora que hemos decidido sustituir la línea de moldeo DISAMATIC 2070 por la última tecnología de DISA 270-A, esperamos conseguir mejoras de rendimiento como, por ejemplo, una mayor rapidez de producción en moldes por hora, más tiempo de actividad en producción y la reducción del desajuste de las piezas, que sigue siendo un importante generador de costos. Incluso con nuestros lotes más pequeños, queremos ver si podemos alternar mejor nuestro negocio, y el equipo y la tecnología de DISA, que son los que mantienen nuestra capacidad para entregar perfección estética a los clientes de todo el mundo, como algunas de las principales marcas de electrodomésticos", afirma Dirk Jan van den Hout, antes de ceder la palabra al copropietario y director general Alexander van den Hout.

Material y tecnología, sin olvidar a las personas

"El futuro se trata de contacto con el cliente y contar con las personas adecuadas. La industria de la fundición siempre tiende a centrarse en piezas cada vez más complejas y obviamente necesitamos alternar nuestros procesos de trabajo con los sistemas inteligentes del futuro. Sin embargo, aunque los elementos más complejos para mantenerse a la vanguardia incluirán un gran porcentaje de material y tecnología, un elemento clave en términos de competitividad sigue siendo las alianzas con los clientes. No solo trabajamos con nuestros clientes, sino que hacemos ingeniería con ellos. Y el tiempo de comercialización, la flexibilidad y la fiabilidad que se obtienen escuchando, hablando e interactuando con los clientes son los elementos que nos van a permitir tener el valioso conocimiento de los procesos que es necesario para hacer que sucedan los cambios necesarios".