El fabricante belga de estufas Dovre invierte 3 millones de euros en líneas de moldeo nuevas de DISA

Published

Aunque algunas siderurgias belgas se vieron obligadas a tirar la toalla en 2014, el fabricante de estufas Dovre no solo ha logrado unos índices de crecimiento importantes, sino que también demuestra un fuerte deseo por innovar y aprovechar los conocimientos que atesora. La última iniciativa de la empresa guarda relación con la inversión de 3 millones de euros en equipos de moldeo de primera de la danesa DISA Industries, con el objetivo global de impulsar la capacidad y la eficacia mientras se reducen los costos.

La alianza con DISA

El inicio de la relación entre Dovre y DISA se remonta a la década de los 80, cuando el fabricante de estufas adquirió sus dos primeras líneas de moldeo. Desde entonces han ocurrido muchas cosas, pero, como dice su director comercial, Marcel Roovers: "No se pueden ignorar treinta años de próspera cooperación".

Desafíos, soluciones y resultados

"El secreto del éxito de Dovre es seguir apostando por la innovación a pesar de tener un pasado importante, además de estándares de alta calidad y una gran cantidad de conocimientos de mercados y productos. Al aliarnos con DISA, dada su posición de líder mundial indiscutible, nuestra decisión de avanzar quedaba patente: DISA es nuestra receta del éxito a la hora de innovar y renovar nuestro equipo y nuestra tecnología de fundición", afirma Marcel Roovers.

Más ventaja competitiva con un menor costo por pieza fundida

Dovre, fabricante de piezas fundidas para estufas y chimeneas reconocido internacionalmente, necesita mejorar el rendimiento y reducir costos de manera constante para seguir siendo competitivo en el mercado belga y mundial.

"No hay duda de que nuestra planta de arena de DISA y las dos líneas de DISA, una de las cuales es la DISAMATIC 2070 MK1-A, comprada en la década de los 80, nos han servido de mucho. Sin embargo, necesitamos reforzar y consolidar nuestra ventaja competitiva siendo más rápidos y más eficientes que nuestros competidores, y aumentar nuestra capacidad de producción. Por lo tanto, hemos decidido sustituir nuestra máquina 2070 por una nueva DISAMATIC 270-A que ya estará operativa en agosto de este año. Estamos convencidos de que concretamente este cambio en las líneas de moldeo supondrá una mejora del rendimiento y la calidad de aproximadamente el 25-30 %", afirma Herman Van Loon, director de operaciones y director de la fundición de Dovre.

Velocidad, calidad de superficie y precisión

"Además de permitirnos producir más moldes por hora, la nueva línea de moldeo también nos permitirá cambiar de modelo mucho más rápido. Dado que nuestro trabajo se mueve según las tendencias, es vital para nuestro negocio poder producir series más pequeñas y más frecuentes de nuevos modelos de estufas para mantenernos a la cabeza de la competencia. La línea de moldeo DISAMATIC 270-A se centra en la precisión de la fundición y tiene una especificación de desajuste inferior a 0,20 mm. Por lo tanto, estamos deseando implementar una nueva línea de moldeo que nos garantizará no solo velocidad, sino también una precisión y una calidad de superficie perfectas", concluye Marcel Roovers, director comercial de Dovre.