Tecnología probada

Reducción del costo por pieza para el cliente

Published

Tecnología probada

Para ser un "proveedor de fundición integral" próspero y riguroso, se necesita capacidad, tecnología probada, desarrollo continuo, innovación, visión y determinación, todas ellas cualidades que han definido a un solo proveedor de equipos prémium desde que se estableció en 1900.

DISA lleva mucho tiempo siendo el líder del mercado en tecnología horizontal y vertical y soluciones de arena y núcleo, pero, cuando unió fuerzas en 2009 con el experto en tecnología de preparación de superficies Wheelabrator para formar el gigante Norican Group, el mensaje pasó a ser cómo trabajar juntos para rebajar el precio por pieza del cliente. 

No cabe duda de que los eslóganes y el marketing pueden hacer que cualquier empresa suene impresionante, pero lo que realmente ayuda a destacar a este gigante global es su cultura endémica.  El presidente y director de operaciones de DISA Industries, Peter Holm Larsen, y el resto de su equipo, tienen claro el objetivo: “queremos ser los líderes mundiales en reducir el costo de la fundición para los clientes y la industria en general de manera que puedan ganar dinero", como ha comentado al Foundry Trade Journal.

Sten Haunstrup, vicepresidente de I+D, es uno de los miembros del equipo que apoya el concepto: "¿Cómo se puede innovar para aquellos que desean vivir de la industria de la fundición? Ese es el reto. Los costos básicos son la arena, las materias primas, el equipo y la mano de obra, además del costo de hacer funcionar el equipo. Es necesario tener cuidado con el dinero. Trabajamos para proporcionar el mejor equipo con el mayor tiempo de actividad, y garantizamos los sistemas y la red que lo permiten".

Ahora, Norican Group puede ofrecer a los clientes una solución más amplia pero con las ventajas de la tecnología probada y Holm Larsen dice que la fusión ha "revitalizado" a todas las partes implicadas.

LA FILOSOFÍA DANESA

El equipo de DISA, con motivo del primer aniversario de sus nuevas instalaciones construidas expresamente en Copenhague, dio la bienvenida al grupo al redactor de Foundry Trade Journal. Estuvimos encantados de subrayar cómo el concepto de la reducción de costos para todos es una parte fundamental de nuestros planes de futuro. "No cabe duda de que es un reto mantener nuestra producción principal en una economía tan cara como la de Dinamarca", afirmó Holm Larsen. "Sin embargo, en una empresa como la nuestra, el desarrollo y la producción van de la mano y, por lo tanto, es importante mantener la mayoría de la producción física de los equipos justo donde se encuentran nuestras instalaciones de I+D. Dinamarca es uno de los países más caros del mundo para la fabricación, pero hay que hacerlo, por eso trabajamos más duro y de manera más inteligente. El verdadero valor para alguien que forma parte de la cadena de suministro no es el costo del equipo, sino que lo importante es el rendimiento de algo en lo que has invertido".

“La creación de valor a largo plazo es lo que importa a una empresa cuando adquiere sus equipos. Somos líderes en nuestros mercados principales porque nos aseguramos de que nuestros clientes mejoran día a día. Si nosotros y nuestros clientes nos aliamos para trabajar en colaboración, todos salimos ganando".

Aunque trasladar la empresa a 25 km era un riesgo que valía la pena correr para conseguir unas instalaciones de vanguardia, la decisión no se tomó a la ligera. Hizo falta mucha planificación para materializar el sueño de Holm Larsen: crear una fábrica y unas oficinas sostenibles y eficientes que fuesen el orgullo de los empleados y los clientes.  Aproximadamente 60 personas, organizadas en 19 equipos, diseñaron el concepto y la planificación logística del nuevo centro. "Algo dice sobre las altas capacidades y habilidades de la empresa el hecho de que el edificio completo estuviese listo tal como se planificó y dentro del presupuesto. Al igual que influyeron en la decisión, muchas personas en la empresa asumieron su responsabilidad".

Por supuesto, la infraestructura es la adecuada: el lugar se encuentra a 30 km del aeropuerto, cerca de una estación de ferrocarril importante que conecta con la capital de Dinamarca, con un carril bici exclusivo para quienes se desplazan a la empresa en bicicleta, que son muchos de los trabajadores, un entorno verde y pintoresco, y un edificio ecológico con paneles solares, iluminación LED y conectividad inalámbrica completa. En cambio, quizás la diferencia principal con respecto al centro anterior es la transparencia del nuevo entorno: las oficinas abiertas, las paredes de cristal y la visibilidad completa de todas las áreas del negocio. Incluso el departamento de producción tiene una pared de cristal del suelo al techo que lo separa de la cafetería de manera que todos pueden ver el equipo que se está fabricando y apreciar la escala completa del negocio. Se puede trabajar en finanzas o en administración, pero lo que nadie duda es de lo que va todo esto. Tampoco hay telefonía fíja, sino que solo se utilizan móviles para que todos estén accesibles.

"El recorte de las emisiones de CO2 que hemos conseguido desde nuestro traslado equivale a las emisiones de 1000 hogares familiares", comenta, orgulloso, Holm Larsen. 

EXPERTOS GLOBALES

Si bien el concepto de mantener la producción en Dinamarca y competir con las economías de bajo costo es una de las determinaciones de DISA, adoptar la globalización es otro de los objetivos principales de la empresa. "La batalla que debemos ganar es mantener el conocimiento sin dejar de ser competitivos". DISA cuenta con instalaciones de producción en otros tres países y transferir a otras culturas el talento danés en ingeniería y tecnología, de renombre mundial, es parte del plan global. "Necesitamos atraer a buenos ingenieros de todo el mundo y hemos invertido mucho tiempo en desarrollar nuestra empresa fuera de Dinamarca, concretamente en India y China, pero debemos ofrecer una calidad muy alta para facilitar expertos a estas regiones. Hemos sido muy expertos en India durante 25 o 30 años y en China durante 10 o 15 años, con una colaboración muy estrecha en todos los niveles", comenta Holm Larsen a Foundry Trade Journal.

Flemming Juel Jensen, vicepresidente de ventas OEM globales, explica: "Hemos restringido nuestra máquina DISAMATCH® al mercado indio y se produce en la India para fundiciones locales pequeñas y medianas, mientras que la solución DISA 030 es rentable para el mercado chino. Gracias a nuestras instalaciones de producción global y nuestros más de 50 agentes en todo el mundo, que tienen acuerdos exclusivos con DISA, podemos ofrecer soluciones a medida para muchas fundiciones que están realizando el cambio tecnológico de los procesos manuales a los automáticos".

TODOS PARA UNO Y UNO PARA TODOS

Aunque ya era algo común en las máquinas DISAMATIC® para la producción flaskless vertical de grandes volúmenes a velocidades de hasta 555 moldes/hora y DISAMATCH® (tecnología de placa de adaptación flaskless para la producción de piezas de alta calidad en series más cortas con cambios de patrón frecuentes), ahora la empresa ha ampliado la gama para aquellas fundiciones que antes creían que la tecnología estaba fuera de sus posibilidades.

DISA FLEX® es una máquina de moldeo horizontal giratoria con caja de moldeo para las fundiciones que buscan una solución flexible para la producción de piezas fundidas de gran calidad próximas a la forma final con un peso medio o alto y DISA ARPA® ofrece tecnología por sacudidas y presión para las fundiciones más pequeñas.

La empresa siempre busca alternativas para impulsar el avance no solo de la tecnología de moldeo sino también de soluciones completas para toda la fundición, y siempre hay formas de mejorar. En una presentación reciente, Akira Yoshida, de Nissan, demostró cómo el gigante de la industria automotriz había logrado reducir el consumo de energía al 22 por ciento con respecto a las cifras anteriores de la empresa al pasar del moldeo horizontal al moldeo vertical de DISA. 

OPTIMIZACIÓN DE LA FUNDICIÓN

Las mejores máquinas solo funcionan a pleno rendimiento si se tratan de la manera correcta, de ahí que los servicios de posventa sean una parte importante del compromiso de DISA en la asistencia al cliente. Los expertos de DISA están disponibles las veinticuatro horas del día para ofrecerle ayuda y asesoramiento. Los ingenieros de servicio de la empresa también están disponibles con poca antelación si necesita asistencia en el sitio, para ayudarle a reducir al mínimo los períodos de inactividad no programados. También existe la opción del acceso remoto para el diagnóstico de los equipos, que permite resolver los problemas en línea.

Los clientes también se pueden beneficiar del Servicio de optimización total de la producción (TOPS) de DISA, que es un programa de inspección, servicio y mantenimiento exclusivo que garantiza el rendimiento óptimo, la rentabilidad y la satisfacción de los clientes. Como complemento se utiliza un sistema de supervisión remota a través del cual DISA tiene acceso directo para supervisar el funcionamiento de la máquina y proporcionar informes semanales y mensuales al cliente. Según Steven Romer, responsable de optimización de la fundición, "esto nos da control desde dentro. Significa que tenemos una estrategia en alianza con el cliente". Ulla Hartvig P Tonnesen, vicepresidenta de servicios globales, está de acuerdo en que el acceso a los clientes y sus equipos, sin importar dónde estén en el mundo, es vital para que DISA vaya a la cabeza de este juego. "Es un reto vender equipos a clientes nuevos que no tienen experiencia con nuestras máquinas, por lo que debemos asegurarnos de que los utilizan de manera óptima. Nuestros clientes nos contactan con frecuencia, por lo que mantenemos un diálogo constante para, juntos, dar con las soluciones a sus problemas de producción, como, por ejemplo, modernizar sus máquinas existentes o instalar máquinas nuevas".

De cara al futuro, el equipo es consciente de que el objetivo final de hacer que los clientes ganen más dinero solo es posible si todo funciona bien con las máquinas de DISA. Romer continúa: "En nuestro equipo de optimización de fundición hay nueve personas que anteriormente eran ingenieros de aplicaciones. Estas personas se ocupan de todo lo que guarda relación con la maquinaria de DISA. Ser buenos reparando no basta y tenemos que ofrecer una perspectiva más exhaustiva que traspase los procesos y la cultura de la fundición. 

"Para que la optimización de la fundición sea factible, debemos proporcionar sistemas y software que complementen a la maquinaria en todo el ámbito de la fundición. Esto supone cambiar la fundición de un mantenimiento activo a uno predictivo. Hoy somos expertos en nuestras máquinas y semiexpertos en máquinas complementarias, pero debemos llegar a ser expertos en todo. Así es como nos convertiremos en un proveedor de soluciones integral".

Todos los hombres y mujeres de DISA luchamos por un mismo objetivo: reducir el costo por pieza del cliente. El propósito de esta empresa no es vender muchas máquinas, sino dar forma a la industria. "Tenemos tecnología probada. Entregamos máquinas que se siguen utilizando 35 años más tarde. Estamos orgullosos de nuestra marca", comenta la directora de marketing, Ulla Pollas, a Foundry Trade Journal. "Pero eso no significa que no respetemos a la competencia, porque lo hacemos".

Parece que DISA lo tiene todo cubierto: para bien o para mal, la empresa es consciente de los problemas a gran escala y su compromiso de colaboración como miembro de la gran familia de la fundición lo demuestran la longevidad de la empresa y sus ingenieros de clase mundial, que ahora trabajan en un edificio que está a la altura de sus muy altas expectativas.

Contacto:
DISA IndustriesA/S, Hojager 8, DK-2630 Taastrup, Dinamarca
Tel: +45 44 50 50 50, www.disagroup.com