Alta calidad y gran precisión en Gienanth

Published

En Gienanth, el negocio de la fundición ocasional o a destajo se reparte entre dos líneas: 1) hay piezas fundidas que se moldean a mano, con una capacidad anual de aproximadamente 28 000 toneladas y 2) hay piezas fundidas que se moldean a máquina para la muy selectiva y exigente industria automotriz, con una producción de aproximadamente 78 000 toneladas al año.

Nuestra alianza

Gienanth GmbH es una fundición de hierro que celebró su 275 aniversario en 2010. Durante muchos años ha producido piezas fundidas con tecnología de fabricación avanzada y toda la experiencia necesaria. Hoy, su capacidad de producción supera las 100 000 toneladas anuales de piezas de gran calidad para un mercado muy exigente: la industria automotriz global. DISA ha sido un socio estratégico desde 1964, el año que marcó el comienzo de la producción a gran escala de Gienanth para la industria automotriz.

Perfil de la empresa

"Somos uno de los mayores proveedores del mundo para la industria automotriz y, en lo que se refiere a las máquinas de moldeo, nuestra cooperación con DISA empezó en 1964. En ese año instalamos nuestra primera línea de moldeo vertical de DISA para responder a la demanda de una base de clientes muy exigente", explica Guido Siebecker, responsable de planificación técnica en Gienanth.

Desafíos, soluciones y resultados

El experto mundial en moldeo vertical

Desde la década de los 60, Gienanth ha pasado por varias fases empresariales, con fundiciones en varios mercados, tanto en Europa como en los Estados Unidos, pero siempre con DISA como socio:

"De 1992 a 2007, cuando pertenecíamos al grupo Auburn, utilizábamos 14 líneas de DISA en nuestras plantas de Estados Unidos y, con independencia del mercado en el que hayamos operado, siempre hemos considerado a DISA como el proveedor integral de todo nuestro equipo de fundición.

Aunque hemos aumentado nuestra producción con DISA a lo largo de los años, no hemos dejado el negocio de moldeo manual, que se mantiene con solidez. Huelga decir que nuestro negocio con DISA sigue creciendo, ya que es el principal protagonista mundial en moldeo vertical.

Un ejemplo que lo ilustra muy bien es que Gienanth también tuvo máquinas horizontales instaladas para la producción de tambores de freno para camiones en los 80 y 90. En cambio, no era el negocio adecuado para nosotros y cuando retiramos esa línea de producto del mercado, instalamos más líneas de DISA", comenta Siebecker.

Llevar las expectativas de los clientes a un nuevo nivel

En la actualidad, Gienanth opera un total de cinco máquinas de moldeo flaskless de DISA con moldes separados en vertical: 2 x DISA 230-B, 1 x DISA 2013 MK-4-A, 1 x DISA 2013 MK-5-B y 1 x DISA 231-Y.

"Es tal la experiencia en moldeo vertical de DISA en todo el mundo que es muy complicado hablar de alternativas y competidores reales. Su personal experto y sus especialistas internos conocen palmo a palmo la cartera de equipos y tecnologías", afirma Guido Siebecker, director de planificación técnica de Gienanth.

Las más altas expectativas

Por otro lado, a Gienanth le agrada mantener una alianza con un proveedor de fundición integral que siempre ha tenido como principal prioridad cumplir las promesas realizadas y, si es posible, superarlas.

"Después de llevar muchos años en el negocio de la fundición, puedo afirmar con seguridad que los tiempos han cambiado. Hacerse un hueco en el negocio se ha ido convirtiendo en una tarea cada vez más difícil, la competencia es cada vez más feroz con el mayor peso de la globalización, y también algunos protagonistas de la industria en general son diferentes".

"En cambio, hay algo que no ha cambiado. DISA ha superado con creces sus promesas en cuanto a plazos de entrega y calidad de salida. Nunca nos hemos retrasado en una entrega. Tampoco hemos tenido nunca ningún problema que nos haya impedido trabajar después de una instalación. Todas las fechas clave se han cumplido y, aparte de los reajustes que son inevitables después de una modernización tecnológica o instalación de equipos nuevos, siempre hemos podido continuar con la producción", añade Siebecker antes de finalizar:

"Se nos prometió una productividad de 510 moldes por hora antes de adquirir la DISA 230. Hoy, solo con esa máquina, podemos alcanzar para algunos productos hasta 600 moldes por hora con una calidad y precisión elevadas".